Maneje su dinero desde la perspectiva de Dios


1 INTRODUCCION

“Si, pues, no fueron fieles en el dinero injusto,
¿quién les confiará lo verdadero?”

—Lucas 16,11

Tarea para la primera semana

Antes de asistir a la primera clase:

  • Lea el libro: Su Dinero Cuenta

Memorizar de las Escrituras:

“Si, pues, no fueron fieles en el dinero injusto, ¿quién les confiará lo verdadero?” —Lucas 16,11.

  • Conéctese a www.compasscatolico.org / www.compasscatholic.org y entre para registrarse como miembro de Compass Católico y recibir materiales con descuento o sin costo.

Responda las siguientes preguntas:

1. De lo que aprendió después de leer el libro “Su dinero cuenta”, ¿qué fue lo que más le ayudó?

2. Escriba dos principios prácticos del libro que usted puede comenzar a aplicar desde ahora.

Lea Isaías 55,8-9.

3. Basado en este pasaje, ¿cree usted que la forma en que Dios nos pide manejar el dinero, es muy distinta de la forma en que la mayoría de la gente lo hace? ¿Cuáles cree usted que sean las diferencias más grandes?

4. ¿Cuáles son sus expectativas para este estudio bíblico? ¿Qué beneficios espera obtener?

5. ¿Cuáles son sus metas en relación con lo siguiente? :

+ Ingreso—

+ Donativos—

+ Ahorro—

+ Pago de deudas—

Lea las notas de "Introducción" y responda.

6. ¿Qué fue lo que más le llamó la atención? ¿Por qué?

7. ¿Qué cambió en su forma de pensar después de conocer las 3 razones, por las cuales la Biblia menciona con tanta frecuencia cómo manejar el dinero?

NOTAS SOBRE

"LA INTRODUCCION"

Lea por favor las notas después de hacer la tarea del día 5.

Este estudio transformará su vida y sus finanzas, al aprender lo que el Dios del universo dice sobre cómo manejar el dinero. Este estudio es para todos: solteros o casados, jóvenes o adultos, ricos o no tan ricos.

La forma en que la mayoría de las personas maneja el dinero es muy distinta a los principios financieros de Dios. Isaías 55,8 lo dice así: “Porque no son mis pensamientos sus pensamientos, ni los caminos de ustedes son mis caminos –oráculo de Yahvé–”. La principal diferencia entre los dos es que la Biblia nos revela que Dios quiere involucrarse muy de cerca en nuestras finanzas. Mucha gente no se da cuenta de esto porque el Señor escogió ser invisible para nosotros y actuar de forma supernatural.

LA BIBLIA Y EL DINERO

Tal vez le sorprenda lo mucho que las Escrituras tienen que decir acerca de las finanzas. Más de 2,500 versículos hablan de cómo Dios quiere que manejemos el dinero y las posesiones. Es más, el 15% de todo lo que dijo Jesucristo, tiene que ver con el dinero, con la forma en que lo valoramos y lo manejamos. Jesús le dio tanta importancia a estos temas por tres razones:

1. La forma en que manejamos el dinero afecta nuestra relación con Dios.

A veces pensamos que podemos separar totalmente nuestra vida espiritual y nuestra vida económica. ¡No es así! Una y otra vez Jesús relaciona la forma en que manejamos el dinero, con la calidad de nuestra vida espiritual. En Lucas 16,11, Jesús dice: “Si, pues, no fueron fieles en el dinero injusto, ¿quién les confiará lo verdadero?”. Las verdaderas riquezas en la vida provienen de una relación cercana con el Señor.

El P. Tim Thompson lo dijo de esta manera en una carta abierta a sus feligreses en Denton, Texas, ““Ustedes pueden amar a Dios, disfrutar la vida en la Iglesia, orar, leer las Escrituras y otras cosas más, pero si no viven de acuerdo con la voluntad de Dios en lo que corresponde a su dinero, entonces no podrán servirle. Si viven apegados a las cosas materiales, no pueden ser espirituales”.

Es muy sencillo: si manejamos el dinero de acuerdo con los principios que la Escritura nos ofrece, entonces podremos tener una relación más íntima con Cristo. La parábola de los talentos nos muestra cómo el amo felicita al siervo que manejó fielmente su dinero: “Su señor le dijo: ‘Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor’” (Mateo 25,21). Al manejar nuestro dinero en la forma en que Dios quiere, podremos gozar de una relación más íntima con el Señor.

2. El dinero y las posesiones compiten con Dios por el primer lugar en nuestras vidas

Tal vez no lo queramos reconocer, pero el dinero con frecuencia compite con Cristo por ocupar un lugar en nuestro corazón. Jesús nos dice que debemos elegir solo a uno de estos dos señores. “Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No pueden servir a Dios y al Dinero” (Mt 6,24). Ciertamente, usamos el dinero, pero es imposible que sirvamos al dinero y al mismo tiempo sirvamos y amemos al Señor.

Durante las Cruzadas del siglo XII, los cristianos contrataron mercenarios para las batallas. Como se trataba de una guerra religiosa, los mercenarios primero eran bautizados. Antes de sumergirse en la pila bautismal, los soldados tomaban su espada y la levantaban para que no tocara el agua. De esa forma simbolizaban que Dios no controlaba sus armas y que podían usarlas de la forma que quisieran.

Por desgracia, esta es una imagen que ilustra muy bien cómo mucha gente maneja su dinero hoy en día: mantienen su cartera o su bolsa “fuera del agua”. Es como si le dijeran al Señor: “Toda mi vida es tuya, excepto mi dinero. Yo sé perfectamente cómo manejarlo”.

Las Bienaventuranzas nos enseñan a buscar a Dios por encima de todo, porque es a través de Dios que encontraremos la verdadera felicidad, que tanto deseamos. Con frecuencia somos víctimas de la publicidad, la cual nos hace creer que encontraremos la felicidad definitiva en nuestra próxima compra. Eso nos volverá atractivos, poderosos y mejores que los demás. Mientras buscamos la forma de sentirnos mejor con nosotros mismos, se nos lleva por un camino que cada vez se aleja más de las verdades que nos enseñan las Bienaventuranzas (cf. CIC 1723).

3. Dios quiere que usemos el dinero con inteligencia

El Señor habló mucho sobre el dinero, porque sabía que en algún momento los problemas financieros iban a ser un reto para todos nosotros. El estrés y la confusión en este campo pueden tener serias repercusiones en nuestro matrimonio, vida familiar, felicidad e incluso salud. Dios, que nos ama y cuida de nosotros profundamente, quiere enseñarnos a tomar decisiones financieras de la manera más acertada.

DIVISION DE RESPONSABILIDADES

Hace algunos años, mi esposa Evelyn y yo participamos en un estudio bíblico similar a este y descubrimos que hay más de 2.500 versículos en la Biblia que hablan del dinero y las posesiones. Es sorprendente cuán acertados y útiles son para nuestra vida diaria, ¡2.000 años más tarde! Hay una gran similitud entre estos versículos y la distribución de responsabilidades en el manejo del dinero. En otras palabras, Dios tiene un papel y nosotros, otro. Al avanzar en el estudio se sorprenderá al descubrir cuales responsabilidades son de Él y cuales las de usted, en el manejo del dinero.

Al comenzar este camino para aprender lo que Dios nos enseña acerca del dinero, las deudas, el plan de gastos, etc., aplique a su vida ordinaria y con decisión cada principio. Verá una y otra vez cómo Dios bendice su obediencia y su fe.

Descubrirá también que aprender y aplicar los principios de Dios sobre el dinero es un maratón y no una carrera de cien metros. De hecho, aprender los criterios de Dios es una tarea de toda la vida. Una vez que aprendemos cuales son las responsabilidades de Dios y cuáles son las nuestras, experimentaremos satisfacción, esperanza, confianza y paz sobre nuestro futuro económico. ¡Comencemos a caminar!

CARACTERISTICAS

Mapa Compass “Camino hacia la libertad Financiera”MR

Hemos desarrollado este mapa para ayudarle en su camino hacia la libertad y fidelidad financiera. El mapa le permite identificar dónde se encuentra, a dónde quiere llegar y cuál es el siguiente paso que debe dar para progresar en su situación económica. Para ello la Palabra de Dios y las enseñanzas de la Iglesia Católica serán como una brújula que le señalarán siempre el camino correcto y seguro.

Recursos recomendados

Los dos sitios web que sugerimos a continuación contienen información que le puede ser útil a lo largo de este camino que ahora comienza.

www.compasscatólico.org

www.compasscatholic.org

Son sitios con contenidos muy interesantes creados para acompañar este estudio. Contienen herramientas en línea, videos y respuestas a preguntas frecuentes. Están diseñados para ayudarle a conocer su fe católica de una manera más profunda. Se dan sugerencias de libros, sitios católicos de internet que puede visitar –incluyendo la página del Vaticano– e infinidad de recursos.

Aproveche este estudio como un trampolín para: seguir creciendo en su fe y en su conversión; afianzar su decisión de guiarse por un nuevo conjunto de ideas, valores y relaciones; y decidirse a vivir su fe católica de una manera más activa.

Deje que todo lo que está aprendiendo transforme su vida, de forma que pueda convertirse en un católico que vive auténticamente su fe, lejos de las costumbres y hábitos del mundo.

Una respuesta basada de verdad en la fe le permitirá:

   - Reconsiderar su actitud ante el dinero.

   - Entender el papel de Dios en sus finanzas.

   - Estar abierto a las inspiraciones del Espíritu Santo.

   - Usar la Biblia como guía y fuente de sabiduría.

Pedimos a Dios que le conceda aprovechar esta oportunidad y que su vida se transforme, no solo en el campo de las finanzas, sino en general, llevándole a una verdadera y profunda conversión de corazón y mente.

Por favor escriba sus peticiones en su registro de oración antes de asistir a clase.

`

This is a Sample!

Enjoy it? Click below!

Maneje su dinero desde la perspectiva de Dios
`

This is a Sample!

Enjoy it? Click below!